In English Pida Una Cita

Desprendimiento de Retina

Retinal Detachment

El desprendimiento de retina es una separación del tejido fotosensible en la parte posterior del ojo de sus capas de soporte. Una retina desprendida es una emergencia médica seria que puede conllevar a la pérdida permanente de la vista y posible ceguera si no se trata.

Típicamente, el desprendimiento de retina ocurre como resultado del desgarramiento de la retina. Esto puede causar sangramiento de los vasos sanguíneos dentro del ojo, lo cual puede filtrar dentro del normalmente transparente gel vítreo, y severamente impide la visión. La mácula, el área pequeña de la retina responsable por nuestra visión central fina, también se puede desprender, en cuyo caso la pérdida total de la visión clara puede ocurrir.

Síntomas de un Desprendimiento de Retina

Síntomas de una retina desprendida típicamente aparecen repentinamente y pueden incluir los siguientes:

  • Destellos de luz
  • Flotadores
  • Pérdida de la visión central
  • Una sombra cubriendo cualquier porción del campo visual

Si usted experimenta cualquiera de los síntomas descritos anteriormente, es esencial que usted contacte uno de nuestros médicos en Especialistas Retina Mácula de Miami para programar una consulta urgente.

Causas de un Desprendimiento de Retina

El desprendimiento retinal es comúnmente el resultado de un desgarre retinal después de un agudo desprendimiento de vítreo posterior (y, por ende, típicamente como resultado de la edad). Otras causas de desprendimiento retinal incluyen:

  • Miopía
  • Cirugía por cataratas
  • Láser YAG
  • Trauma
  • Antecedentes familiares de desprendimiento retinal
  • Inflamación
  • Retinopatía diabética
  • Tumor

Diagnóstico de Desprendimiento Retinal

Examen físico del ojo y los siguientes exámenes diagnósticos son utilizados para diagnosticar un desprendimiento retinal y desarrollar un tratamiento efectivo y oportuno:

  • Examen agudeza visual
  • Examen lámpara de hendidura
  • Examen de ojo con pupila dilatada
  • Ultrasonido del ojo
  • Tomografía coherencia óptica (OCT)

Tratamiento de Desprendimiento de Retina

Hay muchas maneras de manejar un desprendimiento de retina y el tratamiento es personalizado al paciente y su tipo de desprendimiento de retina. Opciones de tratamiento incluyen:

  • Vitrectomía
  • Cierre esclerótico
  • Retinopexia neumática
  • Fotocoagulación con láser
  • Crioterapia (congelamiento de la retina)

La vitrectomía involucra la extracción quirúrgica del gel transparente en la parte posterior del ojo conocida como el vítreo, lo cual es luego reemplazado con aire, gas especial o aceite de silicón para ayudar sostener la retina en su lugar hasta que se fije sola. Posicionamiento postoperatorio (ej.: boca abajo) es típicamente requerida para facilitar la fijación de la retina.

El cierre esclerótico involucra el uso de una banda de silicón la cual es colocada alrededor del ojo. La banda mueve la pared del ojo más cerca a la retina desprendida, por ende, ayudando a la retina a fijarse.

Tanto la vitrectomía como el cierre esclerótico son realizados en quirófano como procedimientos quirúrgicos ambulatorios.

La retinopatía neumática se realiza en el consultorio médico (a diferencia del quirófano) e involucra el sellado del desgarre retinal causante con crioterapia o fotocoagulación con láser e inyectando un gas especial para fijar nuevamente la retina. Este procedimiento es típicamente reservado para los desprendimientos retinales limitados a un desgarre causante en la parte superior de la retina.

La mayoría de las cirugías para reparar un desprendimiento de retina son exitosas. En algunos casos, se puede necesitar realizar un segundo procedimiento. Después de un procedimiento exitoso, la vista necesita tiempo para mejorar, pero no podrá retornar a los niveles previos de agudeza.